¿QUIÉN TIENE LA PINTURA DE ÁNIMAS DE EL SALVADOR ?

¿QUIÉN TIENE LA PINTURA DE ÁNIMAS DE EL SALVADOR ?

Pintura de la capillita de ánimas de El Salvador

En la esquina noroeste de la iglesia de El Salvador había una hornacina que tradicionalmente estaba siempre iluminada.

Justo en las excavaciones de esa zona se hallaron restos de enterramientos humanos, lo que induce a pensar en que allí se encontraba el primitivo cementerio de la parroquia.

Según el culto católico, las ánimas del purgatorio son todas las almas que mantienen algún pecado cuya penitencia no se ha saldado de forma suficiente en vida para poder entrar directamente al cielo. Por ello, se entiende que las ánimas benditas, o sea las que ya están en gracia de Dios, son las que pueden interceder en favor de estos pecadores mediante el sacrificio y la oración de los vivos.

Fue un culto especialmente extendido en los siglos XV y XVI y la Virgen del Carmen o la Asunción eran advocaciones consideradas buenas intercesoras en estos menesteres de sacar almas del sufrimiento del purgatorio.

En el año 1500 se instituyó en la iglesia de San Andrés la Cofradía de las Ánimas del Purgatorio bajo el título de Nuestra Señora de la Piedad que, según nos cuenta Francisco de Soto, comenzó su andadura solamente con limosnas, se fue enriqueciendo con muchos censos y heredades que le fueron donados. En 1842 se  anexiona la parroquia de San Andrés a la de El Salvador  localizándose aquí la cofradía desde entonces.

Los varones cofrades no podían sobrepasar el número de cien, mientras estaba permitido a las mujeres ser un número ilimitado. Tenía una curiosa normativa para mantener las buenas relaciones entre sus miembros y así, las reyertas entre ellos estaban penalizadas con doscientos maravedíes y el hermano que no denunciara estas riñas  sería multado con una libra de cera. Los motes estaban castigados con media libra. Se decían misas por los hermanos difuntos y todos iban a los entierros.

El primer domingo de mes acudían los miembros de la cofradía a la iglesia de San Andrés con candelas encendidas y el tercer domingo de septiembre se instalaba en la iglesia una tumba cubierta con el paño de la cofradía y delante la cruz con dos hachas.

Esta cofradía pedía limosna los domingos en la plaza con una comitiva de tambores y cofrades con cetros o varas.

Dicha celebración, no deja de ser parte de nuestras tradiciones e identidad como cultura, guardando siempre un respeto a aquellas personas que nos antecedieron. Este hecho en particular se puede relacionar en paralelo con aquella festividad que realizaban los habitantes del Imperio Romano como lo era la adoración de los dioses Manes, que el caso de España pasará a la
creencia y culto a los difuntos.

El fondo de la hornacina de El Salvador  era una pintura de buena factura que representa a dos ánimas entre las llamas del purgatorio. Iconográficamente, es típica esta representación de las ánimas solas, entre las llamas, desnudas, mirando al cielo, con las manos juntas en actitud de suplicante

Cupón conmemorativo de la coronación de la Virgen del Prado en el que se señala con una flecha el lugar donde se encontraba la capillita de ánimas de El Salvador.

Se conocen desde antiguo las cofradías de ánimas que realizaban numerosos rituales vinculados especialmente a las fiestas de Todos los Santos o de Fieles Difuntos en otoño, pero también a fiestas de invierno y soldadescas, y un ejemplo cercano es el carnaval de animeros y animeras de Valdeverdeja que mostrábamos en una entrada anterior.

Cuando se realizaban las obras de reforma de El Salvador, que luego se quedó el ayuntamiento por permuta con la Iglesia, el colectivo “La Enramá ” denunciamos que o se había destruido o había desaparecido la pintura. Se nos respondió que en ningún caso se había destruido y que el bloque de obra con la pintura se encontraba en el propio templo y allí se podría contemplar.

Yo no veo la pintura por ningún lado y quien debería tenerla es el ayuntamiento porque formaba parte de los muros del templo.

¿DONDE ESTÁ LA PINTURA? ¿QUIÉN SE LA HA LLEVADO?

Espero que algún responsable de nuestro patrimonio sepa contestar este enigma

Compártelo con el mundo...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *