BUENASBODAS

Arquitectura popular en Buenasbodas

Buenasbodas es una de las antiguas aldeas de la Tierra de Talavera que todavía pertenece al ayuntamiento de Sevilleja, aunque últimamente ha aumentado su población hasta alcanzar e incluso superar a su cabecera. En las proximidades se encontraron piezas de piedra pulimentada que nos demostrarían la presencia del hombre del neolítico en la zona o al menos de la Edad del Bronce pues, aunque ya se trabajaran los metales en esta época, todavía se tallaban instrumentos líticos.

Paisaje de la Jara Alta al sur del Buenasboda

En el siglo XIV ya aparece en el Libro de la Montería de Alfonso XI la sierra de “Bonas Bodas” como un paraje rico en caza mayor, y en el siglo XVI ya figura como una pequeña aldea dependiente de Sevilleja. Buenas-bodas no hace relación a los matrimonios de este pueblo, como nos orientaría el dicho de “Buenasbodas, malos casamientos”, que dicen los vecinos de los pueblos cercanos, sino que según algún autor erudito alude a las budas, unas plantas que viven en las zonas húmedas de estas sierras.

Buenasbodas tiene otras explotaciones mineras además de las minas de oro de Sierra Jaeña

Su iglesia nace como una ermita bajo la advocación de San Blas y es muy modesta, como todos estos pequeños templos serranos, salvo el de Piedraescrita.

También conserva el casco urbano numerosos elementos de arquitectura popular levantada con muros de cuarcita y pizarra, en construcciones que tienen la hermosa sencillez que caracteriza a la arquitectura de La Jara Sus edificios tienen una sola planta y a lo sumo otra destinada a troje, con un patio o portal de entrada y los corrales traseros.

Majada en el entorno de Buenasbodas

En el ámbito de Buenasbodas se sitúa el arroyo del Mazuelo que impresiona por lo agreste de su vegetación a lo largo de su recorrido paralelo a la carretera de Espinoso. Cerca de su desembocadura en el Jébalo se encuentra una antigua central eléctrica en el paraje de El Martinete. Subiendo por el canal de la central nos adentramos en una de las zonas más solitarias y salvajes de la Jara Serrana como describimos en la ruta de los grabados rupestres.

El río Jébalo a su paso por el Martinete

Las minas de oro de Sierra Jaeña fueron las de mayor producción aurífera de la península durante el siglo XVIII, aunque se tiene constancia de su explotación desde el tiempo de los romanos hasta el pasado siglo. De sus vetas se extraía el oro finísimo con el que se fabricaban durante el siglo XVI las monedas conocidas como “doblas jaeñas”.

En cierta ocasión fueron arrasadas sus instalaciones por el alcalde de Talavera, obedeciendo una orden real por un problema de concesiones. Se destruyeron sus dependencias y se quemaron las chozas de los mineros. En su última etapa se conocieron con el nombre de “La Oriental”. Se conserva en el museo de la minería jareña de Buenasbodas alguna de las viejas cajas blindadas con fuertes herrajes para guardar el polvo de oro extraído.

Cofre donde se guardaba el polvo de oro de la mina de La Oriental, exhibido en el museo de la minería de La Jara en Buenasbodas

Hoy apenas se mantienen en pie los restos de los muros de los edificios donde se procesaba el mineral con los almacenes, canalizaciones, túneles y hornos en los que se desarrollaba el proceso. Puede entrarse con iluminación y mucha precaución a la bocamina principal y observar en sus galerías las vetas de cuarzos auríferos y piritas.

Iglesia y ayuntamiento de Buenasbodas

El acceso a las minas de oro se hace más fácilmente desde Buenasbodas, donde se ha instalado un aula de interpretación de la minería en La Jara que deberemos visitar antes o después de hacer nuestra excursión. En ella se pueden ver interesantes paneles explicativos y algunos elementos del utillaje minero como un cofre reforzado con metal para guardar el polvo de oro, y que lleva grabado “La Oriental”, faroles, carretillas mineras etc…

Compártelo con el mundo...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *