UNA VISITA A LA CALZADA DE OROPESA (1)

UNA VISITA A LA CALZADA DE OROPESA (1)

Una de las pinturas de Claudio Coello en la iglesia de La Calzada de Oropesa

Como su nombre indica, La Calzada ha sido tierra de paso desde la antigüedad. Así lo atestigua el verraco vettón hallado en su casco urbano y los restos romanos que se reparten por su demarcación, entre los que cabe destacar la necrópolis de sepulturas formadas por lajas de pizarra descubierta en las inmediaciones de la laguna de Las Limas al construir la autovía, moderna heredera de la antigua calzada que unía Toletum con Emérita Augusta. En un principio esta villa estuvo formada por dos núcleos de población La Calzada y Carrascalejo, que no debemos confundir con el pueblo jareño y del que solamente queda una fuente a “dos tiros de ballesta” del casco urbano actual de La Calzada, concretamente en el paraje conocido como Carrasca.

Fuente Carrasca, situada en el entorno del antiguo despoblado de Carrascalejo, junto a Calzada

Parece que fue numerosa la población judía de Calzada y también contó entre sus habitantes con familiares del Santo Oficio e inquisidores, como el que lo fue de Granada, Bartolomé Carnacedo, a cuya familia se debe la fundación de la capilla de Santiago en la iglesia parroquial.

Detalle del rollo de La Calzada de Oropesa

Este lugar fue repoblado también por los caballeros abulenses, perteneciendo por ello históricamente a LA diócesis de la ciudad amurallada hasta 1955. Formó parte del señorío de los Álvarez de Toledo hasta que en 1642, reinando Felipe IV, se eximió de Oropesa pasando a ser villa con su propia justicia. En el siglo XVIII contaba el pueblo con una boyante industria textil regentada por los agustinos recoletos que fabricaba en sus telares sayales de paño.

Iglesia parroquial de La Calzada de Oropesa

LA IGLESIA: En nuestra visita a La Calzada es obligado detenernos en la majestuosa iglesia parroquial. Se trata de una construcción de ladrillo y sillería de grandes proporciones que se comienza a construir a finales del siglo XVI, aunque hay restos anteriores como la portada gótica del baptisterio. Se encuentra bajo la advocación de la Asunción de María y es de estilo herreriano. El templo se distribuye en su interior en una sola nave con escalinata de acceso al presbiterio de grandes dimensiones y rematada con ábside de cinco lados y bóveda de un cuarto de naranja.

Escudo heráldico en una casa de La Calzada

Otros detalles a destacar son el púlpito de granito y una pila de agua bendita sobre un pilar, ambos hermosamente labrados, además de numerosas sepulturas en el suelo con escudos y leyendas. El órgano dieciochesco carece de los tubos por haber sido desmontados durante la Guerra Civil. Entre las capillas laterales hay que reseñar la capilla de los Carnacedo o de Santiago y la capilla del Rosario, fundación de Lorenzo Igual, obispo de Plasencia y de Pamplona que tuvo un importante papel en la Guerra de la Independencia, siendo perseguido por los franceses y ejerciendo como diputado en las Cortes de Cádiz. La torre campanario está a los pies y se construyó ya en el siglo XVIII.

Pintura de la Asunción en el retablo de la iglesia de La Calzada, obra de Soria Tirado

Pero la joya de esta iglesia es el retablo principal de grandes dimensiones obra de José Acedo, aunque finalizado una vez muerto éste por José Moya, de Madrid y Francisco García Barnero, de Talavera. Se distribuye en tres calles y remata en la parte superior con cuatro tallas de los evangelistas y tres magníficas pinturas de un colorido admirable obras de Claudio Coello recientemente restauradas. En el centro la Coronación de la Virgen y a los lados dos escenas de Gloria con ángeles. Por debajo, en el centro del retablo hubo un cuadro del siglo XVII de José Jiménez Donoso pero desapareció en la pasada contienda y fue sustituido, según nos cuenta Angel Reviriego, por un cuadro pintado por el discípulo de Benlliure don Nicolás Soria Tirado con el motivo de la Asunción de María.

La llamada casa de los canónigos en La Calzada de Oropesa

Continuará…

Compártelo con el mundo...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *