LOS MATERIALES DE LA ARQUITECTURA POPULAR

LOS MATERIALES DE LA ARQUITECTURA POPULAR EN LAS TIERRAS DE TALAVERA

Fotografía de una vivienda en Azután donde podemos ver varios materiales utilizados para la construcción de un muro: adobe, tapial, ladrillo, canto rodado, y cantonera de granito
Fotografía de una vivienda en Azután donde podemos ver varios materiales utilizados para la construcción de un muro: adobe, tapial, ladrillo, canto rodado, y cantonera de granito

Larquitectura popular se caracteriza por la utilización de los materiales más inmediatos y por ello es degran belleza al mimetizarse con el medio y no desentonar con el mismo.

Y así en los pueblos donde escasea la piedra pero que se encuentran en tierras arcillosas es el barro el elemento fundamental para construir los muros. Ya sea en el barro comprimido y pisado entre encofrados de tablas formando los paños del típico aparejo mudejarista también llamado toledano o bien el barro mezclado con paja, frecuentemente de centeno, que se da forma con unas gradillas y se deja secar al sol formando los adobes.

Sigue leyendo LOS MATERIALES DE LA ARQUITECTURA POPULAR

DESIDIA CON EL PATRIMONIO:SE DERRUMBA UNA CASA DE POSTAS

SE DERRUMBA LA CASA DE POSTAS DE LA NACIONAL-V

Derrumbe reciente de los muros de la casa de postas de Gamonal
Derrumbe reciente de los muros de la casa de postas de Gamonal

Justo en el cruce entre dos grandes vías de comunicación, la Cañada Leonesa Oriental y la actual autovía Nacional V, heredera de la antiquísima calzada y camino de Extremadura vemos a junto a la carretera un edificio semiarruinado levantado en buen aparejo de ladrillo con paños de mampostería granítica.

Nos podemos acercar a curiosear en él con precaución pues se trata de una casa de postas. Se construyeron en el siglo XVIII ésta y otras similares, como la de Calzada de Oropesa o la de Cazalegas, a lo largo de las grandes vías de comunicación para hacer más rápido y cómodo el viaje, el servicio de correos y el transporte de mercancías.

En ellas se cambiaban las caballerías por otras de refresco y descansaban los viajeros. Todavía conserva restos de las caballerizas con los pesebres en el piso bajo, las habitaciones en el primer piso y las chimeneas y cocina en las salas de espera.

Sigue leyendo DESIDIA CON EL PATRIMONIO:SE DERRUMBA UNA CASA DE POSTAS

PEQUEÑA CRÓNICA DE UN PASEO A LOS BAÑOS DEL HORCAJO

PEQUEÑA CRÓNICA DE UN PASEO A LOS BAÑOS DEL HORCAJO

Alcornocales de las dehesas de Velada
Alcornocales de las dehesas de Velada

Para disfrutar de este invierno de almendros en flor, mariposas tempranas y hasta alguna culebra tomando el sol, y para alejarnos de la bulla de corruptos y cantamañanas, mi amigo Rafael alias El Archivero, y un servidor hemos decidido recorrer las dehesas inmensas y desconocidas que se extienden entre Velada y Oropesa,

Y como siempre nos ponemos un objetivo en nuestros periplos, decidimos acercarnos hasta los Baños de El Horcajo, uno de esos charcos en los que las gentes de la comarca encontraban alivio a sus males reumáticos o “carranclas”, que dicen los pacientes lugareños.

Sigue leyendo PEQUEÑA CRÓNICA DE UN PASEO A LOS BAÑOS DEL HORCAJO

FOTO DE LA PORTIÑA DE RUIZ DE LUNA

FOTO DE LA PORTIÑA Y EL PUENTE MORIS DE RUIZ DE LUNA

Foto del Arroyo de la Portiña y el puente Moris de Ruiz de luna
Foto del Arroyo de la Portiña y el puente Moris de Ruiz de luna

Esta es una de las fotos que el gran ceramista Ruiz de Luna realizó de Talavera. Su afición por la imagen venía de antiguo y llegó en su juventud a tener relación con los Hermanos Lumiére para quedarse en España con la concesión de la película cinematográfica.

En esta fotografía de principios de siglo vemos la zona del Puente Moris sobre el arroyo de la Portiña antes de ser cubierto frente a lo que los talaveranos conocen como “cuesta de la Felipota” y  la entrada de la calle Charcón.

El puente Moris en una vista parcial de la foto de Ruiz de Luna
El puente Moris en una vista parcial de la foto de Ruiz de Luna

De izquierda a derecha vemos en primer lugar y al fondo el Puente Moris, llamado así porque dice la leyenda que en él se produjo el asesinato de un francés (tal vez de nombre Maurice). Es un puente formado por un arco de ladrillo y refuerzos prolongados en las orillas del arroyo para evitar la erosión de las aguas en las crecidas. Se ven también dos mueres una de ellas con el cubo para lavar y la otra en primer plano con el guardapiés de la época y el pañuelo o toquilla al hombro con el pañuelo cubriéndole la cabeza. Parecida indumentaria llevan otras mujeres.

Lavanderas en la Portiña
Lavanderas en La Portiña

Sobre las laderas con hierba se tiende a secar y solear la ropa. Las lavanderas van y vienen y se ven algunos niños jugando en las laderas y montones de cantos rodados en las orillas.

Es de reseñar la arquitectura tradicional de aparejo de ladrillo y tapial y unas puertas carreteras típicas. Al fondo las torres de El Charcón y a su izquierda asoman los tejados del convento de las carmelitas.

LA NATURALEZA Y LA HISTORIA ( y 4)

HASTA HOY

El último de los cuatro artículos que recibieron el Premio Cabañeros de Periodismo medioambiental de la Junta de CCM

Desde la Edad Media se fueron ganando terrenos de cultivo rozando jarales
Desde la Edad Media se fueron ganando terrenos de cultivo rozando jarales

Consolidado el dominio cristiano de las Tierras de Talavera, tras la Batalla de las Navas de Tolosa en 1212, los reyes adehesan el territorio entre el Tajo y el Guadiana en grandes parcelas que conceden a sus servidores, a la Iglesia o a los concejos como el de Talavera. La condición de propiedad privada, o de propiedad comunal variará sustancialmente las posibilidades de conservación del ecosistema en una zona determinada.

Los alijares eran los territorios “de tierra áspera, inculta y pedregosa vestida de monte bajo y arbustos” que pertenecían al concejo talaverano y que los vecinos presionaban para “rozar y demontar sin pena alguna e sin tributo, pero respetando encinas, robles y alcornoques”. Se adehesaban en definitiva estos terrenos pero, como vemos, en todas las épocas había una cierta conciencia conservacionista del arbolado que luego pudo ser más o menos respetada por los particulares. Al final, la necesidad humana fue la que más condicionó la conservación del entorno y vemos cómo los ejidos, baldíos y todas las zonas próximas a los núcleos de población han resultado más deforestados, especialmente si eran de propiedad comunal. Con las especies cinegéticas sucede algo similar, baste constatar su exterminio casi total en las actuales zonas de “caza libre”.

Sigue leyendo LA NATURALEZA Y LA HISTORIA ( y 4)