SEGUIMOS EL HUSO Y LOS ANEJOS DE SEVILLEJA: GARGANTILLA, MINAS DE SANTA QUITERIA Y PUERTO REY

SEGUIMOS EL HUSO Y LOS ANEJOS DE SEVILLEJA:

GARGANTILLA, MINAS DE SANTA QUITERIA Y PUERTO REY

Las tamujas festonean el cauce que en primavera se llena de flores

El río Huso después de pasar al sur de Sevilleja y recibir allí las aguas del arroyo de Regavinillos gira en dirección norte pasando junto al Centro de Estudios de Rapaces Ibéricas, del que la consejería facilita la siguiente información:

El Centro de Estudios de Rapaces Ibéricas (CERI) es un centro de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, se encuentra instalado en Sevilleja de la Jara (Toledo) y está especializado en la recuperación de rapaces y que desarrolla una importante labor en la conservación de estas aves.

El CERI, el centro de recuperación de fauna amenazada más antiguo de España, aunque está especializado en rapaces, atiende también otras especies de aves silvestres.

Actividades que realiza el CERI

Rapaz herida tratada en el CERI de Sevilleja

REHABILITACIÓN

En el CERI se curan y rehabilitan las rapaces y otras especies silvestres recogidas por la Guardería Forestal o el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, con la finalidad de que puedan volver a la naturaleza en perfecto estado.

REINTRODUCCIÓN

Por el CERI pasan miles de rapaces, de las que el 40% vuelven a volar en libertad. La rehabilitación de cualquier animal que llega al centro siempre va acompañada de un programa específico para su reintroducción en el medio natural y su posterior seguimiento para comprobar su readaptación al mismo.

INVESTIGACIÓN

El declive de las rapaces, aunque menos generalizado en la década de los 80, continuaba para algunas especies por lo que se iniciaron programas de investigación sobre las enfermedades más frecuentes.

EDUCACIÓN AMBIENTAL

El CERI dispone de un Centro de Interpretación Ambiental desde el que se desarrollan programas tanto para el público escolar en sus diferentes niveles como para el público en general, cuyo objetivo es profundizar en el conocimiento de nuestras rapaces y concienciar sobre la problemática de estas aves y la necesidad de su conservación.

El cauce del río Huso discurre por la zona en un paisaje árido de jarales y monte bajo con las pizarras asomando en el escaso suelo jareño. En verano quedan algunas pozas y su vegetación se compone de tamujares y algún fresno o chopo. En primavera es hermoso cómo el río se llena de florecillas blancas a que a veces llegan acubrir todo el cauce.

GARGANTILLA
Este pueblecito parece que tuvo su origen en una aldea anterior situada en la garganta que viene de la sierra atravesando el casco urbano y que se denominaba Cordobilla por haber sido repoblada por mozárabes procedentes de Córdoba perseguidos por los “integristas” musulmanes almohades en el siglo XII al igual que sucedió con Sevilleja.

Arquitectura popular de Gargantilla

Desde Gargantilla una pista nos acerca hasta la Vía Verde de la Jara, concretamente a la estación que comparte Sevilleja con El Campillo. Antes, a unos dos kilómetros podemos descender a la derecha por un camino que nos lleva a otro balneario popular terapéutico que se encuentran junto al arroyo del Cañar y que son conocidos como los Baños del Boticario. Podemos curiosear entre sus ruinas de característica arquitectura de pizarra con su fuente sus bañeras y sus habitaciones. Junto a ellos se puede observar un cercano horno tejar aunque, arroyo abajo, existen otros ejemplares en mejor estado de conservación.

Baños del Boticario, balneario popular de Gargantilla

Poco antes de llegar al núcleo urbano, parte un cordel y a doscientos metros encontramos un abrevadero para los ganados que discurrían por estos caminos ganaderos.

También nace su iglesia como una ermita dedicada a San Isidro Labrador, más tarde iglesia de construcción moderna

Ermita del Cristo en Gargantilla-Sevilleja

Junto al antiguo camino real, hoy carretera, y a mitad de camino entre Sevilleja y Gargantilla, se alza la ermita del Santísimo Cristo Arrodillado o Nazareno, construida en el siglo XVII y a cuya imagen tenían gran devoción los pueblos comarcanos considerándola “milagrosísima”. Es una buena construcción revocada y blanqueada con un zaguán a poniente por el que se accede al templo. Es de una nave con crucero cubierto por una bóveda en la que todavía se distingue parte de la decoración pintada de carácter popular por lo sencillo de sus diseños y entre cuyos motivos figuraban los cuatro evangelistas. Ha sufrido varias remodelaciones.

Una de las minas que dan nombre a Minas de Santa Quiteria

MINAS DE SANTA QUITERIA

Minas de Santa Quiteria es una pequeña aldea dependiente de Sevilleja que, como sucede con Gargantilla también se repobló por mozárabes huidos de Córdoba denominándose por este motivo en un principio Cordobilla.

Se situaba su iglesia en un cerro cercano al actual casco urbano llamado cerro de la Iglesia, cerca de donde se localiza la mina que da nombre al pueblo y que es una típica explotación en trinchera aprovechada ya en el siglo XVI. Es una mina de plomo y plata y sus trabajadores fijaron allí su residencia pasando el lugar a denominarse Minas de Santa Quiteria, por ser esta mártir del siglo II la advocación del templo del pueblo.

El caserío, aunque reducido, conserva algunos rincones con sabor arquitectónico jareño y algunas curiosas zahúrdas cilíndricas con techo en falsa cúpula. Su iglesia es de cuarcita y pizarra construida a finales del siglo XVIII y también es muy modesta.

El museo etnográfio privado de Minas exhibe numerosos objetos y útiles de la vida rural jareña

Antes de llegar a Minas el paisaje se modifica por la repoblación de pinos y es notable la sensación de desierto humano de estas inmensas extensiones de monte casi despoblado.

Directamente, por un carril que parte del núcleo urbano, o por la carretera que nos lleva a Puerto Rey, podemos acercarnos al extenso embalse de Cijara donde los aficionados a la pesca podrán hacer magníficas capturas de lucio, black-bass o carpa. También los amantes de los deportes náuticos pueden disfrutar de los hermosos parajes escondidos que guardan los islotes y recovecos del embalse.

Cuenta el pueblo con un pequeño pero denso museo etnográfico privado en un retaurante.

PUERTO REY

Puerto Rey es el pueblo más joven de Sevilleja que comparte algunas de sus casas con el pueblo de Alía. Es el típico lugar nacido en un puerto por donde pasa una antigua vía por la que hace siglos también cruzaron los reyes hacia Guadalupe. El pueblo ha crecido en torno a una antigua venta a la que se han ido sumando hostales y restaurantes que acogen a los pescadores y cazadores que tanto frecuentan la zona. Su iglesia es donación reciente de un particular.

La modesta iglesia de Puerto Rey
FIESTAS
Las fiestas del término se celebran en Sevilleja el 14 y 15 de Septiembre en honor del Santísimo Cristo Arrodillado con procesión a la ermita y demás festejos profanos. También se celebra San Sebastián el 20 de Enero. Gargantilla celebra San Isidro Labrador, patrón de su parroquia el 15 de Mayo, al igual que Buenabodas festeja a su patrono San Blas el 3 de Febrero y  Minas de Santa Quiteria el veintidós de mayo honra a la santa que da nombre al pueblo.
Dejamos BUENASBODAS para cuando tratemos del principal afluente del Huso, Riofrío.
Compártelo con el mundo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *