RECORRIENDO EL RÍO ARBILLAS EN GREDOS

RECORRIENDO EL RÍO ARBILLAS EN GREDOS

Es curioso observar que en la Sierra de Gredos a unas corrientes se las llama gargantas y a otras muy similares se las denomina río, sin que haya una causa clara que lo explique, pues regímenes y caudales son muy similares. Es el caso del río Arbillas, que cuenta con hermosos parajes y que está vinculado al pueblo de Poyales del Hoyo.

Chorreras en el Arbillas

Desde la carretera de Arenas a Poyales tomamos una pista asfaltada y ascendemos por ella siguiendo la nueva pista que sale a la izquierda y pasa junto a un campamento y zona de esparcimiento. Finalizamos en un ensanchamiento que sirve como aparcamiento desde donde bajaremos al río por una senda que tiene bastante vegetación para subir después hasta la confluencia con el Arbillas del arroyo del Berrueco, que cruzaremos pasando también a la orilla occidental del río, para seguir por sus orillas hasta el final de una apretura donde el valle se abre y es conveniente buscar un camino que va a media ladera por el lado oeste para subir hasta el arroyo de la Cereceda.

Pozas en el valle medio del Arbillas

Esta zona es tramo de captura libre sin muerte con respecto a la pesca de truchas y presenta vegetación de pinares y robles. En todo este tramo se encuentran hermosas pozas para el baño y la vegetación comienza a ser de enebros con lanchares.

Chozo en el valle del Arbillas

A partir del arroyo de la Cereceda la vegetación varía con más helechares y prados, pues estamos en la antigua dehesa de Arbillas. Se ven algunos corrales y chozos y deja de haber pozas para el baño hasta llegar al collado también llamado de Arbillas desde donde, si nos sentimos con fuerzas, podemos subir hasta el propio pico del mismo nombre.

Puente sobre el Arbillas

Volveremos por donde hemos venido o tomaremos el camino forestal que llega hasta el río. Lo seguimos hasta una casa rural y un poco más abajo parte otro camino a la derecha que nos lleva hasta unas majadas y luego al arroyo del Berrueco. Allí llega una de las pistas forestales que salen de la carretera y por ella podemos volver nuevamente hasta nuestro lugar de partida.

 Recorrido aproximado 18 kilómetros, 5 horas y media

 El paseo por el río aguas abajo de la carretera es igualmente interesante. Es mejor descender por una senda que discurre por la ladera occidental, y además de pasar junto al viejo y pintoresco puente sobre el Arbillas, veremos los restos de algunos molinos en un entorno boscoso muy ameno. Al final, el río discurre entre regadíos hasta su desembocadura en el reculaje del embalse de Rosarito.

Compártelo con el mundo...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *