POR UN MUSEO DE TALAVERA Y SU TIERRA

POR UN MUSEO DE TALAVERA Y SU TIERRA

Abren en Toledo su enésimo museo en el Taller del Moro, un museo sobre el mudéjar. Esto, y que hace unos días vi en la prensa cómo se exhibían temporalmente en el Santa Cruz las placas de guerrero de la Edad del Bronce halladas en nuestra comarca me ha llevado nuevamente a indignarme por la falta en nuestra ciudad de un Museo Histórico y Arqueológico de las Tierras de Talavera.

Ya he manifestado en otras ocasiones que para ser una ciudad que se quite de encima ciertos estigmas de opinión que circulan sobre ella, debemos sacudirnos el pelo de la dehesa, el aire de pueblachón que arrastramos, y exhibir y promocionar nuestra identidad.

Para ello es necesario, entre otras cosas, dar la verdadera imagen que debe tener Talavera, la de una ciudad con dos mil años de antigüedad con una riqueza patrimonial y cultural muy importante, y para ello es fundamental la creación de un museo de la ciudad y su comarca.

Ese museo supondría un nuevo atractivo turístico, aumentaría la autoestima realmente a la baja de la ciudadanía de Talavera, y sobre todo facilitaría el conocimiento de sus raíces a las nuevas generaciones.

La riqueza arqueológica de nuestra comarca es de gran importancia pero todo lo que aquí aparece es llevado a los sótanos del Museo de Santa Cruz de Toledo (¡Qué raro!). Allí los verracos, la escultura de bronce de Hércules o la de Venus y tantas y tantas piezas duermen el sueño de los justos por si deciden algún día hacer otro museo nuevo (en Toledo por supuesto) para exhibirlos allí.

En Lagartera muestran con orgullo justificado el museo Marcial Moreno Pascual, en Herreruela cuentan con un museo más que digno y hay muchos pueblecitos con un pequeño museo local. Hace unos días visité el que tiene el El Raso, pequeño anejo de Candeleda, con sus riquezas arqueológicas, un museíto modesto pero ilustrativo. Y digo yo que si una aldea de algo más de cuatrocientos habitantes puede tener un museo, nosotros también podremos. Sólo hace falta ganas de trabajar, y creérselo, pero esto de la cultura a los políticos talaveranos, salvo honrosas excepciones, les interesa más bien poco, por no decir nada.

Talavera, por ejemplo, es una de las ciudades que conserva uno de los mayores corpus epigráficos de España, con un gran número de estelas romanas con inscripciones. El archivo municipal tiene una gran riqueza y hay determinados documentos de importancia de los que se pueden exhibir copias.En ese museo se podrían exponer algunas obras de arte, fotos de la Talavera antigua, y sus formas de vida, los materiales más significativos de las excavaciones arqueológicas, planos de la evolución territorial de las tierras de Talavera, secciones temáticas como por ejemplo una que tratara de la Santa Hermandad, otra dedicada a los muchos personajes históricos vinculados a nuestro pueblo etc…etc…Dejando para el museo etnográfico, del que hablaremos otro día, todas las cuestiones antropológicas, pero exhibidas con más ganas, medios y atalanto.

Locales para albergar el museo siempre habrá entre los edificios históricos que se rehabilitan, y en Talavera tenemos buenos arqueólogos e historiadores que podrían gestionar el proyecto y el funcionamiento de ese museo, pero a lo mejor no es posible porque esto no es “fúmbol” ni carreras de “amotos” que dan más votos, y sobre todo, que para acometerlo hay que trabajar y hacerlo con un poquito de conocimiento y eso, tal vez, sea mucho pedir a quienes nos gobiernan.

Hice un artículo muy parecido a este hace unos diez años, pero mucho me temo que pasen otros diez y, si sigo en este valle (del Tajo) de lágrimas, tendré que volver a escribirlo. No sirve querer.

 

Compártelo con el mundo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *