PASAMOS POR LAS HERENCIAS, Camino de Los Bandoleros a Guadalupe (2)

PASAMOS POR LAS HERENCIAS,

Camino de Los Bandoleros a Guadalupe (2)

Ventana en Las Herencias, decorada con azulejería de Ruiz de Luna

Enfrente de la isla de El Alariche se encuentra la antigua granja de Pompajuela. Es una explotación agrícola que aparece en los textos históricos desde la Edad Media y cuyo nombre, según Jiménez de Gregorio, derivaría de algún personaje romano llamado Pompeyo. No sería extraño que en tierras tan feraces hubiera tenido su solar alguna villa romana y en el mismo sentido apuntarían los restos arqueológicos de la época hallados en su entorno.

Un viejo motor como muestra de la actividad agrícola de Pompajuela y otras fincas de la vega del Tajo

Fue también propiedad de los monjes jerónimos de Talavera, cuyo monasterio era, junto al de Guadalupe y al de El Escorial, de los más ricos de la orden. Hoy día se mantienen muchas de las dependencias del complejo agrícola que explotaron los frailes: la capilla, corrales, almacenes, lagares, norias y cuevas utilizadas como bodegas recuerdan los tiempos de esplendor de esta típica gran explotación agropecuaria de las vegas talaveranas.

Iglesia parroquial de Las Herencias

Continuamos nuestro viaje y llegamos poco después al caserío de Las Herencias. Como vamos viendo, el territorio es sumamente rico en restos arqueológicos de prácticamente todos los periodos históricos. Además de los ya reseñados debemos señalar la referencia a dos verracos hallados en la labranza de El Gamito, uno de ellos localizado hoy día en Alcaudete de la Jara.

Dos azulejos en una fachada de Las Herencias, que conmemora su construcción “en los tiempos del cólera”

Según las relaciones de Felipe II, Las Herencias se llamaría así porque “ este lugar estaba fundado como a quinientos pasos más hacia la parte donde el sol se pone, y por ser algo enfermo le edificaron donde al presente está y que se llamaba antes de ahora Peña, y porque este lugar es de heredades paticulares se llama Las Herencias…” Este despoblado de La Peña no es el único del término pues existió otro cercano al actual pueblecito de El Membrillo que se llamó Aldeanueva de Rodrigo en el que se situó una de las iglesias más antiguas de La Jara. Pero de este y otros pueblos perdidos hablaremos cuando recorramos el Camino Jareño Norte.

Arquitectura popular de Las Herencias de ladrillo, adobe y gorrones

El caserío conserva bastantes construcciones de su arquitectura popular, en la cual, como corresponde a tierras de vega donde la piedra es poco abundante, los materiales mayoritariamente empleados son el tapial, el adobe y el ladrillo empleado en los muros con el típico aparejo mudéjar, alternando machones y verdugadas de ladrillo con paños de tapial. Se conservan grandes portadas con puertas carreteras y algunos de los edificios han sido restaurados siguiendo parámetros tradicionales. La iglesia sufrió los embates de la Guerra Civil en su antigua imaginería de la que apenas queda nada, aunque el templo conserva una encantadora espadaña.

Torreta de estructura metálica típica del siglo XIX para sostener la campana del reloj del ayuntamiento de Las Herencias

En este pueblo realizó el famoso ceramista Ruiz de Luna su segundo trabajo de decoración en la comarca, concretamente en la casa del médico a principios de siglo. Hay junto a la plaza un edificio con la fachada decorada con buena cerámica talaverana precisamente de su alfar y otra casa más modesta que luce una curiosa placa también de cerámica que celebra la terminación de la construcción en los tiempos del cólera del siglo XIX.

Compártelo con el mundo...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *