MUSEO DE LOS HORRORES, ¿Y SI EMPEZAMOS POR CUIDAR NUESTRA MEJOR CERÁMICA?, o menos fotos y más dar trigo

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 20191212_102600-920x1024.jpg
Los horrorosos paneles de la entrada de la ermita

Recientemente un grupo de entusiastas talaveranos han conseguido que nuestra cerámica sea considerada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Han sido ellos y solo ellos quienes han tenido la iniciativa y han trabajado para conseguirlo. Y hay que felicitarles por ello.

Como suele suceder, los políticos de la nada se han apresurado a colgarse medallas que no les corresponden y a hacerse las consabidas fotos de propaganda para intentar engañar al mayor número de votantes incautos posible.

Por cierto, muy bonitas e hilarantes las fotitos de las munícipes con la maletita camino de Bogotá.

Como siempre sucede en esta pobre tierra nuestra, detrás de las fotitos sólo hay humo, y ahí seguimos, sin poner en valor lo mejor de nuestra cerámica y sin gastarse un duro ni pedírselo a otras instituciones regionales o provinciales para poner en valor de verdad nuestro patrimonio, no vaya a ser que se enfaden sus jefes de Toledo, a quien tanto deben.

Para ilustrarlo voy a poner dos ejemplos:

El primero de ellos es una de nuestras mejores muestras de la azulejería renacentista del siglo XVI, los paneles del pórtico de la ermita del Prado. Una verdadera obra maestra de un valor incalculable que yace bajo unos vinilos que van camino de convertirse en perpetuos en la entrada principal de la que hace ya casi treinta años denominé la «capilla sixtina» de la azulejería española, que es nuestra querida y simbólica ermita.

Ahí están despegándose las cutres pegatinas sin que haya ningún plan ni fecha para restaurar, proteger y poner en valor esos maravillosos paneles cocidos hace casi cinco siglos. Una reja como la que cierra el pórtico de la iglesia de Santiago sería una posible solución para asegurarlos. No sería la primera vez en la historia que el pórtico estuviera cerrado.

Fuente de Ruiz de Luna en el Mercado de Abastos

El otro ejemplo es la fuente de Ruiz de Luna en el mercado de abastos, otra obra maestra que merece algo más que el absoluto abandono en que se encuentra desde hace décadas. Las empresas que se van a beneficiar de los locales del mercado, por ejemplo, podían haber financiado la restauración.

Dos ejemplos en definitiva de que el movimiento se demuestra andando y de que menos fotitos con la maletita y más trabajar de verdad por la ciudad.

Parece que en Talavera no cambiamos de políticos, solo cambiamos de fotógrafo.

Compártelo con el mundo...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *