DOS MONUMENTOS PETARDOS: BLANCANIEVES Y EL PRÍNCIPE VALIENTE

MUSEO DE LOS HORRORES:

BLANCANIEVES Y EL PRÍNCIPE VALIENTE

Escultura dedicada a Fernando de Rojas en la Plaza del Pan Escultura dedicada a Fernando de Rojas en la Plaza del Pan 

Los políticos españoles y especialmente los de nuestra ciudad tienen entre sus muchas cualidades  la de ser omniscientes, saben de todo sin saber de nada y así nos va.

Y digo esto porque se ha plantificado una escultura que representa a Fernando de Rojas, autor de La Celestina, la segunda obra más universal de las letras españolas después de El Quijote.  Y la escultura en sí, de cuya ejecución no tengo nada que decir, parece más bien representar a un príncipe de las armas que a un príncipe de las letras.

Una ilustración que representa a Fernando de Rojas como bachiller en una de las primeras ediciones de La Celestina Una ilustración que representa a Fernando de Rojas como bachiller en una de las primeras ediciones de La Celestina

con sus botas de cosaco y su espadón, pero vestido con una indumentaria más militar que adecuada para un Bachiller, título por el que se conoce a nuestro alcalde, ilustre escritor y hombre de derecho. Tiene el engendro un parecido sumamente sospechoso con el dibujo moderno que representa a Rojas en la Wikipedia que, con su pintoresca nariz aguileña, quiere simbolizar las raíces hebreas del genio de familia conversa.

Esta escultura no hubiera estado mal  para representar tal vez a  algún conquistador, como por ejemplo Francisco de Aguirre, o un militar del estilo del paisano capitán Verdugo,  pero no para nuestro antiguo alcalde. Si se hubieran documentado mínimamente habrían buscado vestiduras más apropiadas como lo hizo el ayuntamiento de La Puebla de Montalbán, localidad donde nació.

Monumento a Fernando de Rojas en La Puebla de Montalbán Monumento a Fernando de Rojas en La Puebla de Montalbán

Las dos representaciones de las imágenes anteriores son mucho más adecuadas que la escultura del «príncipe valiente» que se ha instalado sin pedestal en la Plaza del Pan, y que, además, va vestida un tanto anacrónicamente, con un vestuario de medio siglo después.

Para justificar el petardo dicen sus defensores que debe ser muy bonita porque la gente se hace fotos junto al bronce. Pero es que si hubieran puesto una escultura de un pitufo, los entusiastas viandantes se harían igualmente millones de instantáneas para la posteridad.

Escultura que representa a la reina María de Portugal en la Puerta de Cuartos de talavera Escultura que representa a la reina María de Portugal en la Puerta de Cuartos de Talavera

Y para que no digan que mis críticas van dirigidas solo a uno de los lados del espectro político, también traigo  a este museo de los horrores a esta reina María de Portugal que gobiernos municipales anteriores perpetraron en la Puerta de Cuartos, donde se representa una escultura hecha de molde con lo que parece fibra de vidrio, y que con sus mofletes, su moderna y rizada melena de aspecto un tanto cochambroso y su corona descomunal, parece más bien representar a un personaje de alguna película de Walt Disney, como Blancanieves, la Cenicienta  o similar, aparte de presentar el muñeco un gesto un tanto adusto y malencarado.

Compártelo con el mundo...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Un comentario sobre “DOS MONUMENTOS PETARDOS: BLANCANIEVES Y EL PRÍNCIPE VALIENTE”

  1. La falta de conocimientos, de cultura y buen gusto ha sido capaz de poner estas «fallas» valencianas en la ciudad de la Cerámica. Una gran mayoria, de lis politicis sexmeten en la politica ni a servir a la sociedad, si no a servirse de ella, robando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.