LAS MONDAS HOY Y LOS RITUALES DE PODER

LAS MONDAS HOY Y LOS RITUALES DEL PODER

Escultura romana que representa a la diosa Ceres en Cáceres

En 1992, Con motivo de unas jornadas arqueológicas en Talavera, el catedrático Manuel Fernández Miranda quiso conocer la fiesta de las Mondas y nos acercamos a ver el cortejo a su paso por la Portiña de San Miguel. Todavía recuerdo su cara de espanto al ver desfilar a los Pitufos, los Picapiedra, chicas vestidas de sevillana y otros esperpentos. Y él, conocedor de los trabajos de Caro Baroja, y esperando contemplar al menos retazos de arcaicos rituales festivos quedó ojiplático al tiempo que murmuraba: ¡Este es un país de excesos!

Algo han mejorado las Mondas desde entonces, especialmente aquellos aspectos en los que hay participación popular, con los bailes ilusionados de los pueblos y asociaciones vestidos con sus trajes típicos, tan ricos en nuestra comarca.  Merecen reconocimiento esos vecinos que se entregan a la fiesta con entusiasmo y dándole su atractivo colorido

Otras cuestiones, sin embargo, son más propias de un pueblachón que de una ciudad que con fiesta tan famosa en otros siglos y cantada hasta por Cervantes, quiera atraer visitantes a conocerla. Las carrozas. aunque elaboradas con el buen hacer entusiasta y con pocos medios de los carpinteros municipales, son muy pobres en materiales y debería gastarse más dinero e imaginación en diseñarlas. Creo que esta fiesta bimilenaria se puede merecer algún montaje tipo Fura dels Baus o similar que desarrollaran vecinos y actores talaveranos. En éste como en otros aspectos hay que ser un poco más ambiciosos, quitarnos el pelo de la dehesa.

Cuadro de Julio mayo que representa la fiesta romana de la Munda Cereris

Por otra parte, las Mondas se han hecho ya monótonas siendo cada edición idéntica a la anterior sin recuperar ni uno solo de los muchos elementos tradicionales que podrían recuperarse y de los que hablaré en otra ocasión, muchos de ellos con ciertas características paganas que a la gazmoñería imperante tal vez no le gusten.

Pero lo que realmente ha llegado a ser un tanto repelente en las Mondas son los rituales del poder que las acompañan.

Primero las gentes desfilan como bajo las horcas caudinas delante de la tribuna de políticos endomingados a los que ofrecen rosquillas que toman atildados, no sea que mascar el migollo les dé mala imagen o se les estropee la manicura.

El desfile de padres de la patria peleando para ocupar lugar preferente ante su electorado es tan patético como irrisorio. Los votantes zombis que les volverán a votar y que volverán a ser engañados les miran desde las aceras con las manos en los bolsillos (vacíos) mientras ellos desfilan tan ufanos con sus bastoncitos por las calles engalanadas con carteles multicolores de “se vende” o “se alquila” y cagadas de perro.

Mondas en los años 50

Ahora se hace también una especie de reunión comarcal de la nada en la que nada se dice de las inquietudes y demandas comunes a los pueblos de una comarca que se está deshaciendo como un azucarillo. Pero ¡oh idea luminosa! se les ocurre hacer una web.

Y por fin la foto final, en la que se exhiben ante los talaveranos muchos de los personajes cómplices de que nuestra ciudad tenga casi un cuarenta por ciento de paro y se vaya despoblando a marchas forzadas, e incluso traen como artistas invitados que vienen de Toledo o Madrid a sus jefes, causantes directos de nuestra ruina, y les exhiben como a figuras de santos en las escalinatas de la ermita. Santos, sí, pero ¡quién os conoció ciruelos…!

 

Miguel Méndez-Cabeza

Compártelo con el mundo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Un pensamiento sobre “LAS MONDAS HOY Y LOS RITUALES DE PODER”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *