LA PUEBLANUEVA

Detalle de arquitectura popular de Pueblanueva

La Pueblanueva es como su nombre indica una de las útimas poblaciones de La Jara, a pesar de ser una de las más cercanas a la cabecera de la comarca, Talavera.

En las relaciones de Felipe II se cuenta que se había fundado el pueblo a finales del siglo XV y que fue un comendador de Santiago y regidor de Talavera, don Pedro Cervantes, quien cedió una tierra destinada a posada de colmenas llamada Esperabarbas  y allí se fundo este “pueblo nuevo”.

Es curioso como describe la vegetación del lugar como “de monte baxo de jara, ladierno, y cosca, que se dice Raña el Monte”.En el entorno de Pueblanueva se han hallado restos arqueológicos especialmente importantes en el entorno del río Tajo a su paso por su término. Es el caso del mausoleo y sarcófago, de los que hablaremos otro día, hallados en de Santa María de las Albueras, en Las Vegas de Pueblanueva, o los hallados en la zona de La Órbiga.

Puerta Mudéjar tapiada en el lado norte de la iglesia de La Pueblanueva

Hubo otros núcleos de población anteriores a la Puebla como Santa Cruz que llegó a tener ciento sesenta vecinos, unos quinientos habitantes pero no queda prácticamente nada en el valle del Palancar que lo alojaba, o Santa María de las Albueras. Parece que la iglesia y tal vez la población más antigua, de la que dependieron los pueblos de Las Abiertas, San Bartolomé, Santa Cruz y Pueblanueva, se llamó San Pedro de Almofrague y nuestra señora de Sangrera, que en aquellos tiempos eran ya simplemente dos ermitas.

Varios miembros de la nobleza eran dueños de grandes dehesas circundantes.

Detalle de un escudo heráldico en una portada de La Pueblanueva

Podemos acercarnos hasta La Pueblanueva. y dar una vuelta por el pueblo y observar la arquitectura popular de aparejo mudejarista,  en ladrillo y adobe, más similar en su estilo a las de las cercanas poblaciones de la comarca de Valdepusa que a las de La Jara, comarca en la que se sitúa el pueblo.

Vivienda humilde en arquitectura popular de Pueblanueva con muros de adobe sobre zócalo de lentejones calizos.

El aparejo es de ladrillo en verdugadas y machones que enmarcan lienzos de tapial que a veces se completa con hileras de canto rodado que hacen característica la arquitectura de Pueblanueva. Otras viviendas tienen muros lisos enjalbegados o revocados más parecidos a los jareños. En algunos muros se ha empleado la mampostería de lentejones de piedra caliza habitual en el subsuelo de la zona.

cúpula de la iglesia de La Pueblanueva

Podemos también visitar la iglesia mayoritariamente construida en ladrillo y mampostería de cantos de cuarcita, y en la que destaca su torre y una portada gótico mudéjar en el muro norte.

La coqueta ermita aloja la imagen de la Virgen de la Paz, la patrona de la localidad, y algunas casonas presentan escudos señoriales.

Panel de azulejos talaveranos a la entrada de la ermita de la patrona de La Pueblanueva

Hay otro paraje de interés, además de las barrancas que visitaremos en la entrada de mañana al que podemos llegar tomando  la carretera que en dirección a levante se dirige hacia Bernuy para llegar hasta donde cruza sobre el arroyo de Valdevendenga, cuyo cauce recorreremos por un camino que discurre paralelo a él y a las muchas huertecillas de aspecto ameno que se salpican en sus orillas, con sus norias, sus emparrados, sus alberquillas

Arquitectura popular de lentejones calizos en el valle de Valdevendenga

y una arquitectura popular muy característica por el aparejo de tapial y núcleos de piedra caliza muy blanda, los llamados  “lentejones” que se cocían antiguamente para obtener la cal, y que se ponen en diversas formas de las que la más peculiar es la disposición en espiga.

Iglesia parroquial de Pueblanueva

Salvo el curso más bajo del arroyo que lo ha ocupado una urbanización, el resto guarda todavía el ambiente de las huertas tradicionales con las barreras cercanas cubiertas de olivos y el arroyo flanqueado por chopos, álamos, fresnos y sauces.

Compártelo con el mundo...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *