El Patio de San José

 

Galerías del interior del llamado patio de San José o Casa de la Dirección de la Real Fábrica de Sedas
Galerías del interior del llamado patio de San José o Casa de la Dirección de la Real Fábrica de Sedas

Este patio ha desaparecido y se situaba cerca de la iglesia de San Andrés, en la actual calle del Patio de San José   . En estas dependencias se encontraban las oficinas de la dirección de la reales Fabricas de Seda de Talavera, tal vez la mayor industria que ha existido en nuestra ciudad  pues daba empleo directo e indirecto a unas tres mil personas.

Fachada del patio de San José frente a la calle Olivares. Casa de la Dirección de la Real Fábrica de Sedas
Fachada del patio de San José frente a la calle Olivares. Casa de la Dirección de la Real Fábrica de Sedas

También residía en esta casa  don Juan Ruliére, personaje ilustrado que huyó del castillo de Saumur en  Francia,  donde se hallaba cumpliendo condena de prisión, para después ser captado por el servicio secreto español de la época y encomendársele la dirección de la instalación fabril.  Las Reales Fábricas se fundan en 1748 y pocos años después se construye este edificio.

Se llamaba patio de San José porque era la advocación bajo cuyo patronazgo puso Ruliêre  a las fábricas en honor a que ese era el nombre del duque de Láncaster, a la sazón ministro del rey  Fernando VI que ordenó su fundación en Talavera y que debería tener una calle en nuestra ciudad..

El pueblo talaverano creía hasta su desaparición, que este edificio alojaba un fantasma. Después del cierre de la fábrica de seda tuvo numerosas utilidades el edificio, especialmente casa de vecinos en la que residían varias familias.

Juan Rulière es el protagonista de mi novela “El Francés de los Gusanos”

Compártelo con el mundo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *