Archivo de la categoría: Cerámica y artesanía

CERÁMICA DE TALAVERA EN EL MUSEO DE ARTES DECORATIVAS

CERÁMICA DE TALAVERA EN EL MUSEO DE ARTES DECORATIVAS

Modelo contemplando una vitrina de cerámica de Talavera en los años 50

El Museo Nacional de Artes Decorativas se encuentra en la calle Montalbán de Madrid y es uno de esos pequeños museos que no por poco conocidos dejan de tener un extraordinario interés.

Jabalí representado en un plato de la serie tricolor

La cerámica de Talavera tiene una magnífica representación a la altura de su importancia en la historia de las artes decorativas en España, Esa alfarería que aparece en la pintura del Siglo de Oro en mesas de santos, monjes y nobles o que decoraba con azulejería los frontales de altares y arrimaderos de los palacios y capillas. Y se da importancia a nuestra artesanía más representativa hasta el punto de que uno de sus carteles publicitarios del propio museo muestra una foto de una modelo en los años 50 posando ante una vitrina de cerámica talaverana. Seguir leyendo CERÁMICA DE TALAVERA EN EL MUSEO DE ARTES DECORATIVAS

VARIAS REPRESENTACIONES DE LA NATIVIDAD EN CERÁMICA DE TALAVERA

VARIAS REPRESENTACIONES DE LA NATIVIDAD EN CERÁMICA DE TALAVERA

Hoy día 24 traemos varias representaciones de la Natividad en azulejería talaverana. No incluimos representaciones de la adoración de los Magos

Solamente en los evangelios de Lucas y Mateo aparecen datos concretos sobre las circunstancias del nacimiento de Jesucristo. En el primero se nos da conocer que Augusto había ordenado hace un censo y cada israelita debía acudir a su pueblo de nacimiento, por lo que José y su familia se encaminan a Belén desde Nazaret y es allí donde se produce el nacimiento.

El niño está acostado en un pesebre, porque no encontraron sitio en la posada y los pastores guiados por un ángel acuden a adorarle. La escena sufrió durante la Edad Media numerosos añadidos basados en los apócrifos. Y así, por ejemplo, en el Libro de Santiago se habla de la cueva y la luz que la iluminó en el momento del Nacimiento. También el Pseudomateo, basándose en un versículo del Libro de Isaías, nos aporta el dato tan representado del buey y el asno. El primero, como animal puro simboliza a Israel y el asno como bestia impura a los pueblos paganos y aunque se cristianizó su simbolismo parece que proceden de la antigüedad clásica.

La imagen de la Virgen en actitud de adoración procede de las visiones de Santa Brígida según las cuales el niño vino al mundo con María en esa postura y después de que una gran luz iluminara la estancia eclipsando el modesto cirio de José.

El que en ocasiones aparezcan ruinas arquitectónicas como fondo es símbolo del final de la Antigua Ley con el nacimiento del Redentor. Al principio la escena de la adoración de los Reyes o la de los pastores se encuentran unidas con la Natividad pero a partir del siglo V la de los Magos y del XVI la de la adoración de los pastores se separan de la de la Natividad.

Nacimiento procedente del hospital de San Antón, hoy en el pórtico de la ermita del Prado
Natividad del siglo XVII en el interior de la ermita del Prado
Natividad del siglo XVI en cerámica talaverana de la ermita de la Virgen de Gracia de Velada
Panel de azulejos del siglo XVI representando la natividad en la iglesia de Mejorada
Azulejería de Ruiz de Luna del siglo XX representando la Natividad en la ermita de la Virgen del Puerto de Plasencia

SAN FRANCISCO DE ASÍS EN LA AZULEJERÍA TALAVERANA

SAN FRANCISCO DE ASÍS

Panel de azulejos que representa a san Francisco en la iglesia parroquial de Candeleda
Panel de azulejos que representa a san Francisco en la iglesia parroquial de Candeleda

San Francisco nació en 1182 en una rica familia de comerciantes de telas que le puso por nombre Juan. En su niñez sentía repugnancia por los leprosos hasta que en cierta ocasión conmovido por la situación lamentable de uno de ellos se bajó del caballo para darle una moneda, le besó la mano y desde ese momento en su interior se transformó  “lo amargo en dulzura del alma y del cuerpo”. Se inició así una vida de entrega a los pobres y enfermos cada vez mayor. Comenzó a regalar sus vestidos y riquezas, lo que ocasionó una discusión con su padre cuando dio al obispo su dinero para reconstruir la iglesia de san Damián, pero Francisco se desnudó y lanzó el dinero y los vestidos al suelo, quedando desnudo en señal de renuncia a los bienes materiales. El obispo le cubrió con su capa y desde entonces el santo vistió sólo unos calzones y una túnica con un ceñidor. No volvió a tener dinero jamás y a los hermanos de la orden que fundó les prohibió que ni siquiera aceptaran dinero como limosna. Seguir leyendo SAN FRANCISCO DE ASÍS EN LA AZULEJERÍA TALAVERANA

SAN BARTOLOMÉ

San bartolomé en azulejería de Talavera del siglo XVI en la iglesia parroquial de El Casar de Talavera

*Iglesia de El Casar de Talavera. Talavera de la Reina. Frontal de altar del evangelio. Policromía. Siglo XVI.
Enmarcada en recortes de ferroneríe con pequeñas flores y frutos en los huecos, y flecos simulados en la parte superior. San Bartolomé sujeta la cadena con la que tiene preso al diablo y en la otra mano la espada o cuchillo de su martirio. Varias terrazas y árboles esquemáticos adornan el fondo.

SAN BARTOLOMÉ

San Bartolomé llegó a la India y se hospedó en uno de los templos de Astaroth. Un demonio hablaba desde el interior del ídolo para conseguir así que los vecinos del país adoraran a las viejas divinidades, pero el santo inmovilizó al diablo del ídolo con cadenas de fuego. Llegó a oídos del rey Polibio, gobernador de la región, que San Bartolomé había arrojado al diablo del cuerpo de un Seguir leyendo SAN BARTOLOMÉ