ALBERCHE (15) EL PUEBLO DE LA MALQUERIDA Y OTROS RIBEREÑOS

Escultura zoomorfa en la iglesia de Paredes de Escalona

Vamos a conocer otros tres pueblos que se encuentran en la orilla derecha del Alberche. En primer lugar nos dirigiremos hacia Paredes de Escalona que es un pequeño pueblecito que conserva algunos rincones de arquitectura popular granítica, así como el ayuntamiento y el rollo o picota, ambos del siglo XVIII. La iglesia parroquial merece una visita pues cuenta con varios elementos de interés.

Abside romanico-mudéjar de la iglesia de Paredes de Escalona

El ábside es románico mudéjar y tiene gran similitud con iglesias abulenses del mismo estilo. El resto del templo es granítico y rodeado de un atrio delimitado por un rústico y pintoresco vallado de piedra. Aunque tal vez la mayor curiosidad se halla en uno de los esquinazos del edificio y se trata de una escultura que parece representar a un león de cronología indeterminada pero que bien pudiera ser una escultura ibérica emparentada con las llamadas bichas que a veces se utilizaban en la Edad de Hierro como parte de monumentos funerarios.

Puerta de Villa Rosario , donde residió Jacinto Benavente en Aldeaencabo de Escalona

Seguimos nuestro camino hacia Aldeaencabo de Escalona y en el camino cruzamos un arroyo por el que podemos ascender en un agradable paseo que nos llevará a los restos de tres molinos de agua, alguno de ellos de aspecto un tanto ciclópeo.
Aldeaencabo es otro pueblecito cuyo nombre parece querer decir algo así como “aldea del extremo”, aldea más alejada, y dependió de Paredes desde el punto de vista civil y eclesiástico hasta que se levantó su pequeña iglesia presidida por una espadaña.
Aldeancabo tiene el honor de haber alojado al famoso dramaturgo español galardonado con el premio Nobel, don Jacinto Benavente residió una larga temporada en una casa de este pueblecito que todavía se conserva. Se trata de Villa Rosario, como reza el cartel que todavía nos recibe a la entrada del jardín, al que se accede por una rampa empedrada. Algunos de los personajes de sus dramas rurales más famosos como “La Malquerida” o la “Señora Ama” están basados en personas reales que conoció Benavente en este pequeño pueblo.

Ruinas de un molino en el arroyo Pedrillán

Un poco más al oeste, en esta misma ribera del Alberche, se encuentra Nombela, que también perteneció al ducado de Escalona hasta que se independizó en el siglo XVI, como demuestra su rollo jurisdiccional, parecido al de Almorox pero con los leones de fauces más terribles.

Detalle de un can del rollo de Nombela

La iglesia parroquial cuenta con dos puertas de decoración plateresca y en el interior hay cerámica de Talavera del siglo XVI en dos pilastras junto al altar y más paneles de azulejos modernos y copiados de otros de la zona en diferentes retablos. Adosada al muro oeste se encuentra la capilla de San Antonio de Padua, adornada también con cerámica de Talavera moderna, representando los milagros del santo de manera muy ingenua, casi naif. Cuenta también Nombela con dos capillas de muy reciente construcción, la del Cristo y la de San Isidro. Junto a esta última, situada al norte del casco urbano, parte el camino que por berrocales poblados de encinar y enebral lleva hasta una antigua mina de uranio que iba a ser utilizada como cementerio nuclear, justo aquí, en el pueblo que se encuentra en el mismo centro geográfico de España.

Magnífica portada de la iglesia de Nombela
Compártelo con el mundo...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *